Cómo protegerte de los virus informáticos más peligrosos que hay en internet

Back to Blog

Cómo protegerte de los virus informáticos más peligrosos que hay en internet

La red no está libre riesgos. Si el usuario quiere evitar que sus datos queden al descubierto y sus dispositivos dejen de ser funcionales, es fundamental que conozca las amenazas y tome precauciones. La Oficina de Seguridad del Iternauta, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), ha compartido con los usuarios los consejos que deben seguir para protegerse de las mayores amenazas que hay en internet. Desde aplicaciones maliciosas hasta virus informáticos que roban el control de los dispositivos.

Adware
El adware es el nombre que emplean los expertos para designar a aquellos softwares que, una vez instalados en el dispositivo, llenan la pantalla de mensajes publicitarios y pop-ups de todo tipo. «Muchas aplicaciones que el usuario descarga sin pagar cuentan con adware, que limita mucho la duración de la batería. Además, estos programas de publicidad, en algunos casos, son peligrosos para la seguridad del dispositivo, ya que pueden redirigirte a un página en la que el terminal termine infectado con un virus», explicaba a ABC hace unos meses Lorenzo Martínez, director de la consultora informática Securízame.

Para protegerse de este tipo de amenaza, se recomienda no descargar ningún tipo de software desde una página poco fiable. Asimismo, expresan que es importante vigilar que al realizar una descarga no se instale al mismo tiempo algún programa o buscador no deseado.

Ransomware
Si conocen WannaCry y sus efectos ya saben lo que es un «ransomware». Se trata de un virus informático capaz de secuestrar un dispositivo y todo lo que contiene. El objetivo que persigue el atacante es que la víctima pague un rescate a cambio de recuperar el control. Suele estar camuflado en el asunto de un correo electrónico en el que se emplea ingeniería social para engañar a la víctima. «Creo que este tipo de ataques seguirán creciendo porque están teniendo éxito. Los ciberdelincuentes buscan modelos replicables que puedan usar contra más compañías. Por desgracia, los últimos ataques a nivel internacional lo han demostrado», explicaba recientemente a ABC Ricardo Maté, director general de la empresa de ciberseguridad Sophos Iberia.

Para protegerse de este tipo de amenaza, se recomienda tener mucho cuidado con los correos electrónicos y los archivos adjuntos que los acompañan. A su vez, se debe contar con copias de seguridad de los datos para no perder el acceso a los mismos en caso de infección.

«Apps» maliciosas
A pesar de los esfuerzos de las tecnológicas para evitar que aplicaciones maliciosas acaben publicitadas en sus tiendas virtuales, no son raras las ocasiones en las que se les escapa alguna que tiene por objetivo infectar el dispositivo y robar datos al usuario (números de teléfono, contraseñas, claves bancarias). Desde OSI explican que, a la hora de descargar alguna «app», hay que vigilar los permisos que se solicitan a cambio de emplear el servicio.

De acuerdo con esto, se recomienda dejar de descargar aquellas que soliciten permiso para llevar a cabo acciones en el dispositivo que no tienen sentido en relación con su funcionalidad original. «Por ejemplo, nunca le daríamos permiso a una app “Linterna” para acceder a nuestros contactos ¿verdad?», apuntan desde la Oficina de Seguridad del Internauta.

Troyano
Se trata de un tipo de virus informático que llega al dispositivo en forma de software legítimo. Sin embargo, una vez se desacarga, es capaz de tomar el control del dispositivo infectado y robar información. Recientemente, la empresa de ciberseguridad Kaspersky llamava la atención sobre el uso de un «malware» de estas características, llamado Ginp, en una campaña destinada a explotar las opciones de ingeniería social que ofrece el coronavirus actualmente.

En este caso, los atacantes ocultaban el virus en el interior de una aplicación que, supuestamente, era capaz de mostrar al usuarios en un mapa las personas infectadas con Covid-19. El objetivo que perseguían era el robo de claves bancarias. «El “malware” (virus informático) Ginp fue detectado por primera vez el pasado otoño. Al principio, contaba con las habilidades típicas de los troyanos bancarios: enviaba todos los contactos de la víctima a sus creadores, interceptaba los mensajes de texto, robaba los datos de la tarjeta bancaria y cubría las aplicaciones bancarias con ventanas de “phishing”. Esto último lo hacía aprovechando las funciones de Accesibilidad, un conjunto de funciones de Android para usuarios con deficiencia visual», explicaban a este diario fuentes de Kaspersky cuando dieron a conocer la campaña.

Para protegerse de esta amenaza, se debe contar con una solución de seguridad robusta, tener actualizado el sistema operativo, analizar los USB y discos de memoria externa que se enchufen al ordenador. También es importante tener cuidado con las páginas que se visitan en internet, ya que, en caso de entrar en alguna maliciosa, se puede descargar un archivo que contenga un «malware» de este tipo.

Gusano
Los gusanos son los virus que que tienen la capacidad de replicarse entre varios dispositivos. «A menudo causa errores en la red, como consecuencia de un consumo anormal del ancho de banda ocasionado por este malware. Los ciberdelincuentes suelen usar nombres llamativos en los enlaces para que este virus sea descargado como, por ejemplo, las palabras: sexo, apuestas, regalo o premio», apuntan desde OSI. Para protegerse se deben tener en cuenta los mismos puntos que en el caso de los troyanos.

Botnets
Los botnets son creados a través de un virus informático que posibilita que los equipos infectados envíen mensajes de spam de forma descontrolada, realicen ataques de denegación de servicio o roben datos. Un dispositivo se puede infectar accediendo a una web que, previamente, haya sido infectada por los ciberdelincuentes. El objetivo es redirigir a la víctima a otra página en la que se descarga de forma automática el código malicioso. También hay casos en los que el «malware» va camuflado como adjunto en el interior de un correo electrónico.

Para protegerse, se recomienda cuidar el estado del dispositivo (actulizarlo, tener un antivirus, contar con claves robustas) y tener cuidado con los sitios que se visitan en la red.

Spyware
Son los virus destinados a robar todo tipo de información del dispositivo de la víctima y reenviarlo a un tercero. Desde datos personales, como contraseñas, hasta claves bancarias o hábitos de navegación. También pueden provocar daños irreversibles en el equipo infectado. «El spyware puede consumir una gran cantidad de recursos del ordenador, lo que provoca que se ejecute lentamente, retrasos entre aplicaciones o mientras está online, fallos o bloqueos frecuentes del sistema e incluso una sobrecarga del ordenador que causa daños permanentes», expresan desde Kaspersky.

Para protegerse de sus efectos, es importante tener cuidado con los sitios web que se visitan y los archivos que se descargan, ya sea desde páginas o desde correos electrónicos. A su vez es importante contar con un antivirus de calidad y mantener los sistemas actualizados.

Fuente: ABC – Tecnología
Título original y Link de la Fuente: Cómo protegerte de los virus informáticos más peligrosos que hay en internet

Back to Blog

!Excelente!
A solo un clic de cumplir tus metas.